Colecciones

5 formas divertidas de cocinar con calabazas

5 formas divertidas de cocinar con calabazas

FOTO: Jessica Walliser

Calabazas. Solo la palabra trae a la mente divertidos recuerdos otoñales, incluidos viajes al huerto de calabazas y hacer tarta con la abuela. Las calabazas son una fruta icónica (sí, fruta) del otoño, y el pastel de calabaza sigue siendo la receta favorita de calabaza en los EE. UU. Esta fruta saludable está llena de fibra y vitamina A, así que ¿por qué no disfrutarla en tantos platos como sea posible? La calabaza es excelente en curry y sopas similares al chile, así como en salsa para pasta y helado. Las posibilidades de la calabaza son infinitas. Aquí hay algunas recetas para que piense de manera innovadora.

1. Puré de calabaza casero en la olla de cocción lenta

El puré de calabaza hecho en casa es dulce, fresco y húmedo, por no mencionar que es mucho más barato de hacer usted mismo que comprar calabaza enlatada en la tienda. Usar la olla de cocción lenta para hacer puré de calabaza facilita el proceso, y el azúcar, el pastel o las calabazas dulces, que normalmente pesan de 3 a 5 libras, encajan perfectamente dentro.

Para comenzar, lave el exterior de la calabaza para eliminar la suciedad. Retire el tallo, corte la calabaza por la mitad y raspe las semillas y la pulpa con una cuchara. Coloque la calabaza, con la pulpa hacia abajo, en la olla de cocción lenta (puede cortarla en más trozos si es necesario) y cocine a fuego alto durante 2 a 3 horas, o hasta que la pulpa esté suave y se meta un tenedor a través de la piel. Deje que la calabaza se enfríe hasta que pueda manipularla con seguridad, luego raspe la pulpa de la cáscara. Triturar la pulpa con un tenedor. Guárdelo cubierto en el refrigerador por unos días o congelado por hasta un año.

2. Semillas de calabaza tostadas quebradizas

Reemplaza los cacahuetes españoles tradicionales con la misma cantidad de semillas de calabaza tostadas y hazlo de acuerdo con tu receta quebradiza favorita. Las semillas de calabaza tostadas son extra crujientes y se ven increíbles cuando están quebradizas.

3. Sopa de calabaza simple

Retire la parte superior de una calabaza pequeña (preferiblemente una calabaza de azúcar o dulce) como si fuera a trincharla y sacar las semillas. Corta un pequeño agujero en la tapa de calabaza para hacer una chimenea. Agregue un puerro finamente picado, un diente de ajo triturado, romero fresco y salvia, y un poco de queso parmesano recién rallado. Rellena la calabaza con caldo de pollo. Vuelva a tapar la calabaza y colóquela en una bandeja para hornear forrada con papel de aluminio. Hornee a 400 grados hasta que la pulpa de la calabaza esté cocida (de 1 a 2 horas dependiendo del tamaño de su calabaza). Coloque un poco de pulpa de calabaza en un tazón, cúbralo con un poco del caldo del interior de la calabaza y sírvalo con salvia fresca y parmesano adicionales.

4. Dip de calabaza rápido y fácil

La salsa de calabaza es una delicia simple para hacer como refrigerio después de la escuela o para llevar a una fiesta. Mezcle 8 onzas de queso crema ablandado, 1 taza de puré de calabaza, 3/4 taza de azúcar morena y 1 a 2 cucharaditas de especias para pastel de calabaza en un tazón hasta que quede suave y cremoso. Sumerja manzanas, galletas de jengibre o galletas Graham en él.

5. Alimentación animal

Debido a que la calabaza es rica en fibra, los veterinarios a menudo recomiendan alimentarla cocida a los perros y gatos que experimentan problemas de estreñimiento, diarrea o bolas de pelo. Toda esa fibra ayuda a una digestión adecuada. La calabaza cruda también se puede alimentar a muchos animales de la granja como desparasitante natural. A los pollos, gansos, patos, ovejas y cabras les encanta. Durante el invierno, use la calabaza cruda para complementar la alimentación de sus aves y ayudar a mantener la producción de huevos. Los antioxidantes, el betacaroteno y la vitamina A que se encuentran en la calabaza son excelentes para la salud de las gallinas, y las calabazas también ayudan a que las yemas de huevo adquieran un hermoso color naranja intenso.

Cuando no puede comer, almacene

Lo mejor de las calabazas, y de todas las calabazas, es que se almacenan bien, por lo que no hay presión para usarlas todas a la vez. Permitir que las calabazas se curen después de madurar las ayuda a durar más y a prepararlas para el mercado. La piel se endurecerá y cualquier rasguño cicatrizará y sanará.

Las calabazas maduran cuando tienen un color uniforme y tienen una piel brillante que se puede pinchar con la uña. Una vez maduros, córtelos de la vid, dejando un tallo de 3 a 6 pulgadas. Deje que las calabazas se curen en el campo durante 10 días si su clima es seco y cálido (lo ideal es de 80 a 85 grados durante el día). Si el clima se ve húmedo y frío cuando coseche, llévelos a su garaje o granero para que se curen.

Almacene las calabazas curadas en una sola capa sobre un material que respire bien, como una paleta de madera, cartón o paja, sin permitir que se toquen entre sí. Esto evitará que la humedad se acumule en el fondo, lo que ayuda a retrasar la descomposición. La temperatura ideal de almacenamiento es entre 50 y 55 grados F con una buena cantidad de humedad. Los sótanos de raíz son ideales, pero los sótanos y los garajes también funcionarán.

Revise las calabazas almacenadas con frecuencia para detectar signos de ablandamiento y pudrición. Quite las calabazas que están comenzando a ablandarse, moldearse o descomponerse, corte las manchas malas y úselas de inmediato. Las calabazas son excelentes para las personas y los animales durante todo el invierno, y cualquier desperdicio es adecuado para su pila de abono.

Listas de etiquetas


Ver el vídeo: Despues de esta receta no volverás a comer calabazas de otra manera Tortitas de Calabacitas (Diciembre 2021).