Colecciones

Cómo cultivar y cuidar la palma Rhapis (Lady Palm)

Cómo cultivar y cuidar la palma Rhapis (Lady Palm)

La palma Rhapis es una de las palmeras interiores más populares disponibles. Esta planta tiene hojas en forma de abanico con extremos separados que sobresalen que parecen dedos en una mano grande. Esta característica le ha valido el nombre común de palmera Ladyfinger.

Los tallos son marrones con una vaina de fibras marrones que se asemejan a la fibra del cacao, que sobresalen del suelo en múltiples puntos de las raíces del rizoma que crecen horizontalmente.

Esta palma es una gran adición a un gran espacio que necesita algo de vegetación, ya que tiene un follaje denso y amplio.

Esta elegante criatura requiere un cuidado y monitoreo constante y definitivamente no es una planta de interior para cualquiera que tenga la intención de dejarla desatendida durante largos períodos de tiempo.

Dónde colocar su Rhapis

Rhapis es una palma que es un poco más tolerante a las condiciones de poca luz, a diferencia de las palmas triangulares, abanico y sego. Esta tolerancia los hace más adaptables a las condiciones de interior, pero aún se debe prestar atención a la ubicación.

Idealmente, un espacio con iluminación natural moderada, con temperaturas interiores agradables, es lo mejor para la salud y vitalidad a largo plazo. Este tipo de ambiente ayudará a un rhapis a mantener un nivel de humedad constante mientras recibe toda la energía lumínica necesaria para mantener el follaje existente y crecer.

Los Rhapis se pueden adaptar a condiciones de poca luz, pero tienen una tendencia a deteriorarse con el tiempo. Con poca luz, a menudo comenzarán a mostrar una cantidad significativa de hojas de punta marrón comúnmente asociadas con el exceso de agua. Este fenómeno es el resultado de que no hay suficiente luz disponible para permitir que la palma sea productiva a un nivel saludable. Cuando el nivel de productividad se lleva a un punto increíblemente lento para una planta generalmente activa, incluso pequeñas cantidades de humedad pueden causar grandes problemas. Por lo tanto, la poca luz no se recomienda para la salud a largo plazo de un rhapis.

Un entorno con mucha luz puede funcionar, recordando que una palma altamente productiva con mucha luz se volverá aún más productiva, utilizando más agua y aumentando el crecimiento. Esto requerirá que riegue con más frecuencia o deje más agua en exceso en un revestimiento.

Regando tu Rhapis

La parte más complicada de ser el cuidador de un rhapis de interior es definitivamente regar. Los rhapis se colocan más comúnmente en macetas de roca de lava como medio de suelo. Cuando se riega en roca de lava, poca humedad se une a la roca misma, y ​​mucha de ella corre directamente a través de la maceta hacia el revestimiento de goteo.

Para agravar las cosas, los rhapis requieren una gran cantidad de agua y se marchitan severamente una vez que se secan un poco. Esta combinación de características hace que las incidencias de agua que fluyen de las macetas al suelo sean muy altas para esta planta en particular en ambientes interiores.

La mejor práctica de riego para un rhapis que se ha colocado en un espacio templado y moderadamente expuesto a la luz es regarlo a fondo, observando cuidadosamente que el agua comience a filtrarse en el protector de goteo. Esto puede ayudar a asegurar que el agua no sobrellene el revestimiento y fluya hacia el piso circundante. Por lo general, es mejor dejar el exceso de agua en el protector de goteo y esperar hasta que se haya usado antes de volver a regar. Lo crea o no, el agua generalmente se usará en una semana.

En situaciones de mucha luz, puede ser necesario utilizar un revestimiento de goteo de gran tamaño para acomodar agua adicional para que la planta dure una semana. La otra opción es regar con más frecuencia, posiblemente quincenalmente.

Sin embargo, la poca luz requerirá menos agua de manera constante. A pesar de la reducción de agua, la palma aún puede mostrar signos de angustia con poca luz.

Mantenimiento general de la palma Rhapis

Los Rhapis tienen algunos requisitos generales de mantenimiento necesarios para mantenerlos en excelentes condiciones.

  • Inclinación de la hoja marrón: Esto es natural en pequeñas cantidades en rhapis. Pero si las puntas se vuelven excesivas y cada vez más antiestéticas, deben eliminarse. Inclinar las hojas de rhapis es simple: simplemente rasgue el área dorada con los dedos. Esto dejará un borde irregular de aspecto natural en la hoja, en lugar de cortar. Además, evalúe su técnica de riego si las propinas se vuelven demasiado extremas. En un rhapis, las puntas y las hojas muy erguidas son buenos indicadores de que la planta se mantiene demasiado húmeda.
  • Cochinillas: Estas son las plagas de plantas de interior más comunes que se encuentran en rhapis. Las cochinillas pueden ser difíciles de tratar en esta planta, ya que generalmente se anidan debajo del material fibroso del tallo. El mejor tratamiento para una infestación de cochinilla es un rociado completo y completo, seguido de la aplicación de un pesticida sistémico. Los métodos habituales de limpieza manual no son muy eficaces en las rapis, debido a la dificultad de limpiar las harinas de debajo de las vainas fibrosas del tallo.
  • Daños por agua: Esta planta es la planta de interior más común asociada con accidentes por exceso de agua. Se deben tomar todas las precauciones para asegurarse de que el revestimiento de goteo, o las macetas, estén seguros, libres de grietas y agujeros, y simplemente impermeables. No hay nada peor que encontrar una alfombra podrida o un piso de madera deformado debajo de su planta de interior favorita. Una buena preparación durante la colocación y una atención especial a la aplicación de agua pueden evitar problemas desagradables con el agua.
  • Limpiar el polvo: Asegúrese de desempolvar las hojas anchas para que su palma se vea vibrante y saludable por todas partes.
  • Eliminación de hojas muertas: Haga esto cortando las hojas donde se conectan al tallo fibroso marrón central. Cantidades excesivas de hojas marrones completamente muertas en un rhapis pueden ser un indicador de falta de riego, al igual que un marchitamiento constante y obvio. Su regimiento de riego debe evaluarse y aumentarse en tal caso.
  • Eliminación de flores: Si aparecen, las flores en la mayoría de las plantas de follaje interior solo sirven para ensuciar y privar a la planta de energía vital que podría usarse para fines más productivos.

Revise su rhapis con frecuencia y asegúrese de ser rápido y constante con el riego. Seguir estos consejos le proporcionará una palma feliz y saludable en los próximos años.

Ver el vídeo: Plantación y cuidados de Raphis Excelsa - Decogarden (Noviembre 2020).